Blog

¿Me conviene demandar a un cliente que no pagó?

·

Pedro Viterbo

Pedro Viterbo

¿Me conviene demandar a un cliente que no pagó?

¿Tu cliente no te paga y no cumple los compromisos de pago? ¿Te cansaste de ser el banco de tu cliente? Antes de tomar la decisión de demandar a tu deudor, es recomendable evaluar cuidadosamente la situación y considerar los siguientes aspectos:

Montos adeudados

Evalúa la cantidad de dinero que te debe el deudor y si los costos asociados a la demanda y el proceso legal justificarían la recuperación de la deuda.

Recuerda que en Chile, demandar a un cliente que no paga te permitirá cobrar 3 ítems:

  1. Total adeudado
  2. Intereses por mora, según la CMF, la tasa aprox. es cercana al 20% (este dato puede variar según el día que leas este artículo).
  3. Gastos de notificación y receptor judicial

Probabilidad de éxito

Analiza las pruebas y evidencias que tienes para respaldar la demanda y evalúa la probabilidad de éxito en el proceso legal.

Puedes evaluar esta probabilidad según la antiguedad de la deuda:

Deudas menores a 1 año

En simple, para cobrar de manera exitosa se debe notificar al deudor (por lo tanto necesitas un domicilio fidedigno donde lo podamos encontrar) y en caso de que se oponga al pago, se debe contar con información de bienes o activos como lo son las cuentas bancarias (recomendado), vehículos, bienes muebles, etc.

Si sabes donde están las oficinas o el domicilio de alguno de los representantes legales del deudor y cuentas con información de cuentas bancarias o activos, deberías demandar para exigir el pago.

Deudas mayores a 1 año

En Chile no es factible iniciar un juicio ejecutivo para cobrar deudas con vencimiento mayor a 1 año, la figura legal es el juicio civil. En simple, considera los contratos, facturas, registros de comunicación, entre otros, que respalden tu caso para ser evaluados por un abogado. Luego del análisis debieras tener clara la factibilidad.

Costos legales

Toma en cuenta los costos asociados a la demanda, como los honorarios del abogado, los gastos de presentación de la demanda y otros costos legales que puedan surgir durante el proceso. Estos costos deben ser considerados en relación con la deuda que deseas recuperar.

Plazos y tiempo

Considera el tiempo que tomará el proceso legal y si estás dispuesto a esperar ese período para recuperar la deuda. Además, ten en cuenta los plazos de prescripción que aplican a tu caso, ya que si la deuda está próxima a prescribir, es posible que no sea viable iniciar una demanda.

Relación comercial

Evalúa si mantener una buena relación comercial con el deudor es importante para ti y si una demanda podría afectar negativamente esa relación. En algunos casos, puede ser preferible buscar una solución alternativa, como un acuerdo de pago o una mediación, para preservar la relación a largo plazo.

Recuerda que cada situación es única y es importante consultar con un abogado especializado en derecho comercial antes de tomar cualquier decisión legal. El abogado podrá evaluar tu caso específico y brindarte asesoramiento profesional para determinar si demandar a tu deudor es la mejor opción en tu situación.